foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Bienvenidos
En el año 1988, llegamos a El Chaltén, siendo una del las primeras familias que poblaron este bello paraje. Al poco tiempo comenzamos en la actividad turística realizando cabalgatas y porteos, con el correr de los años inauguramos el camping y más tarde tres cabañas equipadas con calidez y confort. Leer más

Además de cabalgatas y caminatas proponemos a nuestros visitantes participar de tareas rurales como arreo de ovejas, hasta encerrarlas en el corral, trabajo con caballos, podrán aprender sobre la importancia de los perros en el trabajo del campo, la esquila y degustar nuestro mate con tortas fritas y hasta un exquisito asado criollo. Todas estas actividades son guiadas o realizadas por integrantes de nuestra familia. 

También le ofecemos la posiblidad de pernocte, disfrutando del sonido de la naturaleza y el silencio nocturno del campo, una experiencia inolvidable. 

 

Población  

Hacia mediados del año 1983 Telesforo Eliseo, Pirulo, GOMEZ, María Alicia, Lita, Marín y su hijo Walter Paul GOMEZ. Comenzaron una aventura en busca de tierra donde desarrollar su proyecto de vida. 

Llegaron a la confluencia del Río de las Vueltas y Fitz Roy, donde finalizaba la ruta y descargaron 30 vacas y 6 caballos, desde allí deberían atravesar vadeando el Río Fitz Roy y el Río de Las Vueltas en tres distintos pasos, y finalmente el Río Bosque .Estos cruces se tornarían, en los años venideros, en uno de los mayores desafíos, dadas las crecientes propias de los ríos de cordillera. 

Pirulo y Lita montaron el primer campamento, emplazado en las cercanías del actual casco de la Estancia Bonanza, durante los primeros tres años vivieron en condiciones precarias instalados en refugios de madera de la zona, ya que era sumamente difícil acceder al lugar y aún mas transportar materiales. Finalmente pudieron construir una pequeña vivienda de madera. 

Muchas fueron las dificultades a vencer pero contaban con el espíritu pionero y el cariño entrañable a una tierra que aunque a veces inhóspita y bravía se les ofrecía bella y majestuosa. 

Así pasaron los años dedicados a la crianza de ganado vacuno, un pequeño rebaño de ovejas y venta de leña. 

Construyeron potreros, alambrados, cercos y corrales, caminos, puentes, cada rincón de este lugar tiene una historia, un recuerdo del esfuerzo y el tesón para edificar un sueño que fue transformándose lentamente en lo que hoy conocemos como “Estancia Bonanza”. 

Se caracterizaron por su espíritu solidario, abriendo sus corazones y ofreciendo su ayuda a quienes como nosotros fuimos llegando posteriormente también con sueños y esperanza a habitar el pueblo mas joven de la provincia El Chaltén 

En el año 2003 cuando realizaban un viaje para abastecerse de provisiones, Pirulo y Lita perdieron la vida en un trágico accidente. Sus restos descansan hoy en este lugar que fuera tan preciado para ellos. Walter Gómez (Pirulín), hijo de Pirulo y Lita, continuó con las actividades de la estancia. En el año 2008 me delega el trabajo de la hacienda vacuna y hoy decidimos abrir las puertas del Establecimiento al Turismo Rural manteniendo las actividades rurales en homenaje a sus fundadores Pirulo y Lita. Dos seres muy importantes en la vida de nuestra familia.